¿Quiénes somos?

Art Record es un punto de encuentro para profesionales y amateurs de la decoración, el interiorismo y las artes visuales. Nos gusta partir de una concepción teórica del diseño de interiores y el arte como base para un posterior desarrollo práctico. Todos nuestros artículos están enfocados para decorar "casas reales" y alimentar mentes inquietas (no necesariamente por este orden). Nuestro objetivo es proporcionar contenidos variados y cuidadosamente escogidos con el fin de generar inspiración. Por otra parte nuestra labor de permanente búsqueda e investigación nos permite adelantaros "lo que está por venir". Avances, tendencias y sobre todo, pasión por el arte y el diseño. Todo ello nos guía e inspira en esta aventura. ¿Nos acompañas?


Páginas vistas en total

sábado, 26 de mayo de 2012

Púrpura y lima, opuestos complementarios

El frescor de la lima asentado sobre la elegancia del púrpura vuelve con fuerza esta primavera. Este clásico formado por dos de los colores de esta temporada -el lima y el púrpura- inundan los espacios del hogar de iluminación cítrica y de serenidad. Veamos las claves que fundamentan esta acertada combinación.




















Lima, frescor cítrico

La gama de los cítricos que va desde el pantone amarillo hasta las tonalidades verde-limón pasando por los cremas y naranjas aporta frescura y luminosidad al tándem: púrpura-lima. El amarillo genera en los espacios alegría y desenfreno a la par que un toque chic siempre y cuando sea utilizado con mesura.



Asociado con la luminosidad, posee su misma capacidad para deslumbrar que la luz del sol, pues es el color que antes percibe el ojo humano. Durante algún tiempo ha caído en desuso en el mundo de la decoración pero esta primavera recobra su protagonismo de antaño a través de su singular combinación con el violeta.



Su acertada combinación con el púrpura puede realizar de varias maneras. Por una parte, como base de la combinación. En este caso, se aconseja utilizar los colores cítricos más rebajados, con tendencia al crema. Si decidimos utilizar el amarillo como base decorativa, por ejemplo en paredes o grandes superficies, la tonalidad lima deberá suavizarse para que el contraste con el púrpura sea más evidente y ninguno de los tonos haga perder la fuerza en el tándem al otro.



La otra opción es utilizar toques de amarillo de forma diseminada, por ejemplo a través de elementos claves en la decoración, como es el caso de cojines, lámparas o topitos en la tapicería del sofá. En este caso, la tonalidad lima salpicará de forma más o menos estudiada las diferentes superficies dotando al conjunto de una extraordinaria frescura.




En definitiva, las tonalidades cítricas son perfectas para cualquier estilo decorativo y son una gran elección como tono base.


Púrpura, la elegancia estudiada

El otro elemento del binomio está formado por la tonalidad púrpura y toda su amplia gama de variantes. Desde el lima, malva y lavanda, pasando por el brenjena hasta llegar al morado. En combinación con el lima, el púrpura aporta al tándem un punto de elegancia "fría y cálida" al mismo tiempo. Esto es debido a que el púrpura bebe de dos fuentes opuestas y a la vez complementarias; el azul con su frialdad característica y el magenta, ligado a la gama cálida.  Esto da como resultado unas posibilidades increíbles en el ámbito del diseño ya que aporta elegancia y serenidad a los ambientes dominados por las tonalidades cítricas. En otras palabras, el púrpura cambia el rol del amarillo convirtiendo este pantone en un tono "psicológicamente" diferente en el hogar.














viernes, 25 de mayo de 2012

Liebster Blog Award

¡Mi primer Liebster!

He de reconocer que me quedé de una pieza al recibir mi primer Liebster Blog Award, un fantástico galardón que premia y estimula la labor de aquellos que acaban de iniciar su andadura en el mundo del blog. El Liebster me ha venido nada más ni nada menos de la mano de La colorista Isabel de Yzaguirre. ¡Todo un honor para mi! ¡Muchas gracias, Isabel!

A continuación, os explicaré en qué consiste el premio y el significado que encierra.

Bajo el título “Liebster Blog Award”
Ideado para recompensar, estimular y promocionar aquellos sitios de internet, cuyo número de seguidores no excedan de doscientos, pero que, por el contrario, “por esencia y contenido, merezcan ser dados a conocer a todos los rincones de la blogosfera”.


Para continuar con la tradición de estos premios hay que seguir los siguientes pasos:


  1. Copiar y pegar el premio en el blog, y enlazar al blogguer que te lo otorgó. 
  2. Nominar a 5 de tus blogs favoritos y que no tengan más de 100 seguidores y dejar un comentario en sus blogs para hacerles saber que recibieron el galardón. 
  3. Esperar que esos blogger pasen el galardón a otros 5 blogs. 

Mis Liebster Blog Aword van, pues, a:

  • Look4deco, un proyecto Babel Fusion Art & Design, por su visión original y fresca del diseño.
  • Tu Interiorista, el blog de Rosa Pérez Azaceta;  en el que se desarrolla un discurso "arquitectónico" y vanguardista del diseño e interiorismo.
  • ddecoración, el blog de Mónica, por su visión renovada y contemporánea del mueble y la decoración.
  • Art234, de Andrés Rodríguez Morado; un blog que desarrolla una mirada crítica, original y filosófica del arte.
  • Chic&Co, el interesantísimo blog de "Sue", dedicado a la decoración, arquitectura, moda, antigüedades y cine, por su personal enfoque sobre el interiorismo.
¡Felicidades a todos!!! ¡Os lo merecéis!

domingo, 20 de mayo de 2012

Boho chic, una nueva forma de elegancia

El buen diseño proporciona alegría en el hogar y por qué no.... en ocasiones, romanticismo. Para ello, es fundamental romper con los estereotipos, la normativa y la tradición cultural. Solo así emerge la belleza sublime o romántica. En otras palabras, el boho chic (bohemian chic). 
Pero ¿qué hace que un hogar sea boho?



1. Un hogar boho mezcla inteligentemente los 50 chic, los  hippies 60, los locos 70 y el glam de los 80. 
El boho chic es uno de los estilos eclécticos por excelencia.

 
2. El boho tiene pasión por el detalle. 
Boiseries, objetos delicados orientalistas, papel vintage, muebles decapados, tapizados verdes, butacas de terciopelo e incluso muebles de forja. Todo esto y mucho más tiene cabida en el boho chic.

 
3. No hay decoración con premeditación. 
El estilo se consigue a través de una combinación acertada y sensual de cada una de las piezas. La espontaneidad estudiada está en la base de la mezcla de elementos boho.


4. El estilo boho tiene una carga inherente de romanticismo decimonónico. 
Linaje rústico, muebles de carácter parisino, austeridad colonial, piezas Art Noveau y toques coloristas de la boheme. El boho respira belleza sublime por los cuatro costados.



5. Blanco, fucsia y crema, colores boho por excelencia. 
La luz intensa y natural es una máxima en los hogares bohemios. Para acentuarla, además de grandes ventanales, las paredes se revisten de blanco y crema. Los marrones, tostados, beige, azules, fucsia e incluso verdes sirven de contrapunto a las grandes superficies blancas. La armonía desorganizada en el color es otra de las máximas del boho.



6. Lo diferente, en cada rincón del hogar. 
Un hogar romántico es un hogar repleto de recuerdos. Las vivencias conforman el ADN de un hogar. Por ello los espacios boho se cargan de piezas usadas de los años 50, 60 y 70, de objetos reciclados y de anticuario y, de muebles con cierto aspecto descuidado. Los objetos en los hogares bohemios están concebidos para usar, disfrutar y recordar.


7. Las reglas no están hechas para mi. 
Ésta es la máxima de un espacio boho. Combinaciones imposibles, mezclas de elementos extraños e incluso opuestos, antigüedades y vanguardismo en un mismo espacio. Todo ello con una finalidad: convertir tu casa en el rincón más romántico de la tierra.






lunes, 14 de mayo de 2012

El "Mediterráneo" llega a la ciudad


El "neomediterráneo" desembarca en el hogar

El azul intenso del mar combinado con el "blanco cal" -propio de las fachadas mediterráneas- ha llegado a la ciudad para vestir los hogares de calor e iluminación. Ahora el blanco, tendencia cromática de esta temporada, se salpica de cobalto para dar lugar a resultados decorativos extraordinarios en el hogar.













Lo rústico y lo marinero, en perfecta armonía con la serenidad del blanco, se alían para ofrecer entornos en la ciudad que recuerdan el aroma de la playa. Parece que "lo moderno" ahora es trasladar el maximalismo exótico que encarnan los pueblos mediterráneos a la urbe con el fin de impregnar vivencias positivas en las casas.





















Emoción mediterránea en cada rincón
No se trata de llevar un diseño propio de una zona geográfica a otra sino de integrarlo -de forma acertada y divertida- en las viviendas de la ciudad. En otras palabras, convertir las premisas frías y minimalistas en opciones de interiorismo cálidas y alegres, llenas de de espacios pulcros y emocionantes.





















El Mediterráneo, a través de toques acertados, puede introducirse en todos los rincones del hogar. Desde el baño, con piezas de azulejo cerámico hecho a mano hasta cocinas imperfectas y a la vez exuberantes, capaces de recrear el bienestar mediterráneo en la ciudad. Las cacerolas de latón vuelven a estar de moda.


Lo tradicional y lo moderno; lo artesanal y lo industrial....todo tiene cabida en el neomediterráneo. La madera, la cerámica, el macramé, los tonos aguamarina y verde oliva, los mosaicos y los detalles florales contrastan perfectamente con unas paredes lisas o rústicas, desprovistas de toda ornamentación. Precisamente este acentuado contraste es la base de un estilo que se fundamenta más en los conceptos maximalistas pero que tiene su origen en una concepción minimalista del espacio. Un minimalismo, eso sí, cargado de dulzura y mestizaje.





















Geometría y hierro forjado

Hablar de "neomediterráneo" es hablar de materiales ornamentales y tradición. Pisos enguijarrados, celosías, mosaicos, colores vivos, alfombras con divertidos diseños geométricos y elementos moriscos. El estilo mediterráneo moderno conjuga a la perfección la estética purista del diseño mediterráneo tradicional con elementos innovadores y urbanos. El resultado es un estilo mediterráneo que se aleja del mar -en un sentido físico- para entrar en conmunión con la naturaleza, en el sentido más amplio de la palabra.